domingo, 23 de agosto de 2020

¿ Drogao yo?

¿Drogao yo? con tres millones en el Banco.

Javier Dominguez Garcia.2020


  




Gilberto Rodríguez Pérez, nació en Los Silos en la isla de Tenerife el 7 de diciembre de 1941.

Desde que tenía seis o siete años iba a la plaza de su pueblo para junto con otros niños dar patadas a una pelota de trapo la mayoría de las veces, pues no tenían el “balón de reglamento” que era casi más grande que ellos. Con los “suéteres “y“pulovers” de abrigo hacían unos montones para delimitar las porterías. Nunca se cansaba de jugar. Llegaba al parque y si veía a un grupo de niños jugando al fútbol se acercaba a ellos y se ponía a jugar a la pelota. Le daba igual la edad que tuvieran. Así se pasó esos años jugando durante horas en el parque, la calle o en la puerta de su casa. Como lo de estudiar no iba con él, a los catorce años empezó a ir con su tío, que trabajaba en el Ayuntamiento, como aprendiz de todo: electricista, carpintería, fontanería..., arreglando lo que saliera y le gustaban las cosas que hacía. 

En una ocasión Gilberto estaba presenciando a un grupo de jovencitos jugando en el campo de fútbol del pueblo, y les faltaba alguno para completar los equipos. Le pidieron que entrara, y tan mal no lo hizo porque, a los pocos días fueron a la casa a hablar con su padre para ficharlo en el equipo local. Fue allí donde se destapó de una manera brutal, pues se hinchó a meter goles, hasta el punto de que cuando cumplió los 16 años alternaba con el equipo titular del Juventud Silense, que se proclamaría campeón juvenil de la provincia, ganando la Copa Federación en 1960. 

En la temporada 1960-61, con 19 años, participó en el campeonato tinerfeño de Primera Regional. El club de Los Silos tuvo la virtud de entusiasmar a todos sus seguidores, que llenaban los graderíos del campo "Juan Valiente", con coraje, buen juego y rapidez. Entonces eran compañeros de Gilberto: Lorenzo, Bienvenido, Felipín, Titín, Juanito, Pacheco, Nilson, Mandolín y Mora, dirigidos por  Hernández, de entrenador. 

Tras su brillante temporada, en la que marcó 15 goles, fue llamado por el Estrella de La Laguna para participar en la Liga Inter-Regional como delantero de los “camisas negras. Ya estaba siendo cotizado por determinados clubes. El Presidente del Icodense le ofreció al Silense un cheque "de cincuenta mil para arriba", pero fue  rechazada la oferta. El del Tenerife, dejó recado al Presidente  recordándole su promesa de conservar a Gilberto a disposición del Tenerife, pero fue Carmelo Campos, segundo técnico de la U.D.Las Palmas, quien después de verle jugar en Gáldar con el equipo lagunero, le propuso a su padre que viniera para Las Palmas y se vistiera de amarillo y azul.

En el verano de 1962, Gilberto suscribió contrato por 75.000 pesetas, con 3.500 de sueldo, y 30.000 para el club de Los Silos. Como otros jóvenes jugadores de fuera de la isla, se fue a vivir a una pensión de la Calle General Vives, donde una gentil Lolita los atendía con cariño como si fueran sus hijos. Allí conoció al meta Oregui, a los  palmeros José Angel y Erasto, a Vegazo, y otros compañeros de fuera de la isla.

Veinte años tenía Gilberto cuando el entrenador palmero Rosendo Hernández, le puso a jugar su primer partido en el Estadio Insular, ante el Real Jaén.  En su primera intervención marcó un gol de gran disparo desde fuera del área que levantó muchos aplausos del público. Desde entonces se veía venir a un jugadorazo. 

Dotado de una fuerza y un cambio de ritmo extraordinarios, cogía el balón y se iba adelante con velocidad superando a los defensas. Gilberto en su segunda temporada en la U.D. Las Palmas, siendo entrenador Vicente Dauder, logró el tercer ascenso a Primera División, como Campeones de Segunda.

 jugar por la banda izquierda, aunque su pierna dominante era la derecha. Formó en el ataque que llevó al equipo canario al Subcampeonato de Liga en la 1968-69, dirigido por Luis Molowny. Su velocidad y su cañonazo eran únicos, como inolvidables los lanzamientos con la mágica pierna zurda de Juanito Guedes, en la jugada clásica que tenían entre los dos: un pase largo a la espalda del defensa para arrancar desde campo propio con velocidad, y Guedes le colocaba a la perfección el balón en sus pies, con pase perfectamente calculado. Ese tándem escribiría muchos momentos brillantes de la historia de la U. D.Las Palmas. 

Gilberto se convirtió en uno de los mejores delanteros de la época. Marcó goles a destacados guardametas, que temían al tinerfeño cuando lo veían por las cercanías del área. Así batió a Betancor y Garcia Remón, porteros del Real Madrid; a Pesudo y Sadurní del Barcelona; a Medinabeitia y Rodri en el Atlético. A Carmelo del Español, jugando Di Stefano en sus filas; al hijo de Ricardo Zamora, en el Valencia; a los donostiarras Araquistain o Esnaola, y a muchos más de casi todos los clubes de Primera Divisón, pero al que mas goles marcó fue a Iribar, al que batió varias veces en Bilbao y otras tantas en Las Palmas. Un gol memorable de su carrera fue en la “catedral” de San Mamés en la temporada 1967-68, conseguido en el último minuto del partido, después de recibir los amarillos más de veinte córners en contra, en un campo totalmente embarrado.  un rechace del meta Oregui, un pase largo de Guedes a Gilberto, que lanzó un zapatazo desde fuera del área para sorprender al cancerbero internacional vizcaíno. Ese gol daba la victoria a los amarillos, y como era el último partido de la jornada al ser televisado, permitió que un tinerfeño se llevara una millonada en la quiniela. 

El propio José Ángel Iríbar, leyenda del fútbol español, recuerda su tremendo disparo a portería. "Hubo una época en la que lo que más temía de todos los delanteros, era el disparo de Gilberto".

Gilberto, físicamente de complexión fuerte, con muy buena musculatura, superaba a los defensas con su velocidad. En el terreno de juego se comportaba con un aire desacostumbrado de lucha, genio, y amor propio desorbitado. No paraba de correr en todo el partido, y los defensas terminaban agotados en su afan de pararle su carrera.

En los partidos contra el Real Madrid, Gilberto se empleaba a tope. Desde su primera actuación ante los merengues en el Bernabéu tuvo a su marcador Miera, corriendo tras de él sin poder pararle. Esa misma temporada marcó su primer gol a Betancort en el Insular, que significó un valioso empate. En esa ocasión tuvo desquiciado al central internacional uruguayo Santamaría.

En España, a finales de los años cincuenta se hablaba con alguna insistencia, del "misterioso té" que el entrenador del Barcelona, Helenio Herrera, ofrecía a sus jugadores en los días de actuación. Se decía, que en la infusión se mezclaban ciertos excitantes destinados a dar más coraje a los del once catalán. Helenio Herrera fue un técnico innovador con grandes exigencias físicas a sus futbolistas.  y cuidaba tanto la condición física, como la dieta. Desde su llegada a España, los jugadores rendían fisicamente como nunca lo habían hecho y los aficionados estaban entusiasmados.  En los años sesenta, los escándalos sobre el “doping” en el fútbol se dieron con frecuencia en Italia estando “el mago”HH de entrenador en el Inter de Milán, que había desplazado al Real Madrid como Campeón de Europa. En esos años, el Gobierno de EE.UU. durante la Guerra de Vietnam,  abastecía a sus militares con anfetaminas, esteroides, analgésicos y otras drogas para fortalecerlos y reducir el impacto negativo del combate.

 consumo de fármacos como la Centramina o el Optalidón tenía gran éxito en todas las capas sociales. Las anfetaminas se recetaban como antídoto contra la congestión nasal o la depresión, y también como adelgazante a las mujeres, muchas veces sin el conocimiento de ellas, novatas y desinformadas en esto de drogarse. Era fácil de conseguir, ya que en las farmacias se dispensaba sin receta médica. La mayoría de consumidores eran estudiantes y deportistas, que las tomaban en momentos muy puntuales. 

En el fútbol español de entonces, los estimulantes que vigorizaban se tomaban de forma inconsciente, cuando los jugadores bebían café o té durante el descanso,  y a ellos ni se les ocurría hacer preguntas sobre lo que tomaban. Los sudamericanos que aterrizaron en los años setenta en España conocían mejor la toma de esas “ayudas” asociadas a la práctica del fútbol y fueron los que se las descubrieron a sus compañeros un tiempo después, pues los controles anti-doping en la Liga española no existían y el desconocimiento general sobre las drogas era total y absoluto.

En diciembre de 1971 volvía otra vez el Real Madrid al Insular. Para la U. D. Las Palmas era otro encuentro más con su peor rival, pues a todos los equipos de Primera les había ganado menos al Real Madrid. Fueron muchas veces, en casa y fuera, que los amarillos habían merecido triunfar y ya eran veinte años justamente, toda la vida del club, sin poder ganarle en Liga al hexacampéon europeo. Se presentaba una nueva ocasión. 

Gilberto, había estado lesionado y por ello ausente en varios encuentros, pero su recuperación iba bastante bien y en el ritmo de los entrenamientos iría a más. Se habían dado cita en el Estadio Insular, los jugadores que no habían acudido al partido anterior ante el Español, y Gilberto, entrenó normalmente mostrando franca recuperación. Las esperanzas estaban en poder ver a Gilberto en su banda, y al jugador no le faltaban ganas de estar presente: “Ha sido un tiempo relativamente largo inactivo y esto se nota siempre. Pero espero con un par de partidos, volver a coger la onda”, manifestaba.

Después del último entrenamiento, Pierre Sinibaldi daba a conocer la lista de jugadores que se concentrarían por la tarde para el partido. Los quince convocados eran : Betancor, Oregui, Martín, Tonono, Estévez, Carmelín, Hernández, Niz, León, Gilberto II, Soto, Germán, Gilberto I, Páez y Bosmediano. 

El Real Madrid, como líder invicto de la División de Honor, llegaba a Las Palmas, con Miguel Muñoz al frente, el famoso preparador qué se había hecho eterno en el equipo blanco, historia del club desde su época de jugador. 

Con el conjunto madridista venía destacando su defensa Gregorio Benito, que era uno de los centrales potentes, expeditivos, que marcaban la línea. Su salto era imponente y superaba habitualmente a los delanteros rivales, pues había practicado también atletismo, y campeón de España escolar en salto de altura, lo que sirvió luego, en su carrera como futbolista, para disputar los balones de cabeza. A los 18 años ingresó en la cantera del Real Madrid, cedido al Rayo Vallecano para foguearse, participó en los JJ.OO Mexico´68 y temporada y media después, tras cumplir el servicio militar que hizo entre Sidi Ifni y Las Palmas, pudo estrenarse con el primer equipo de la mano de Miguel Muñoz. 

Benito.Real Madrid


 Benito era perfecto para el marcaje a la estrella rival. Por su estilo, siempre al borde del reglamento, le solían llamar leñero. Al que le tocaba estaba jodido, pues pasaba el balón pero no el jugador. No rechazaba la pelea, física y verbal, incluso con triquiñuelas para defender su portería. Lucía un prominente bigote que atemorizaba.

El partido se planteó de poder a poder, con las precauciones propias de todos estos encuentros. Seguros y atentos Zoco, en el Madrid, como líbero; Tonono, en Las Palmas, igual. Y los otros defensas, Benito y Touriño, vigilando a León y Gilberto, indistintamente. Se jugaba a velocidad y contragolpe, haciendo intervenir a los porteros para salvar goles clarísimos. Muchos deseos de victoria y nadie arriaba la bandera del combate. Los amarillos se fueron haciendo los dueños del centro del campo. Justo Gilberto, Germán y Níz creaban y lanzaban a los delanteros, que como flechas se dirigían a la puerta defendida por García Remón, y aunque el Madrid hizo intentos de aproximarse, allí estaba Tonono para cortar los avances de Amancio o Santillana.  

En el minuto 27 del primer período, un rechace del meta canario Betancor lo recogió León, galopó, cedió a Gilberto, que con su clásica carrera profundizó más y lanzó un disparo fortisimo que batió a García Remón. Era el 1-0. Aplausos y vivas en el graderío repleto.

En la primera parte, Las Palmas mandó en el centro del campo con fuerza y largos desplazamientos y lo mismo Gilberto que León, eran puntas de lanza, realmente espléndidos, como en sus mejores momentos, con la penetración de Gilberto y su amenaza constante de disparo. 

En la segunda parte, lesionado León en su lugar entró Bosmediano. A los 77m Germán hizo un regateo sobre la marcha a dos contrarios y lanzó un disparo que entró raso y casi rozando la base del palo, el dos a cero. Era la victoria. Fue la explosión de entusiasmo. Y así fueron pasando los minutos. Hasta que llegó el pitido final y la primera  ¡Victoria canaria sobre el Real Madrid! . 

El clamor del público en el Estadio, cuando el árbitro hizo sonar el silbato de final de partido, fue la muestra masiva de la mayor alegría colectiva vivida en el Insular. Algunos de los que gozaban del momento jubiloso, ni siquiera se lo creían. ¡El Real Madrid batido en el Estadio Insular! Un sueño largamente esperado, casi veinte años, que ahora se hacía realidad. ¡Ya era hora...! 

Sinibaldi hacía unos años también había ganado y eliminado al Madrid con el Anderlecht en la Copa de Europa, y ahora en Las Palmas, en su primera confrontación les hacía perder la imbatibilidad. 

Gilberto, jugador cuya reaparición era esperada con verdadera ansiedad, estuvo muy bien en su recuperación. Dio peligrosidad atacante por su banda y fue siempre una constante amenaza, sobre todo en el primer tiempo. El gol a García Remón, le produjo una de las alegrías mas grandes de su vida. 

Benito, el defensa madrileño estuvo muy seguro siempre, con pleno dominio de su zona, aunque a veces entrara en falta. Primero marcó a León al que lesionó cuando pretendía obstaculizar su remate y luego le tocó Gilberto, demostrando sus aptitudes en algunas acciones.  Dio una patada al canario para cortar un rápido avance del extremo cuando se iba solo y lo trabó en una falta impresionante. El tinerfeño cayó al suelo y fue dando vueltas por el césped ante los abucheos del público al defensa madrileño.


Al término del partido, cuando se dirigían al vestuario, Benito con su acento castizo madrileño, le dice a Gilberto:

Joer, Gilberto ¿ Cómo puedes correr tanto? ¿Tu te has drogao?

A lo que Gilberto, mirando fijamente a la cara del central madridista le responde : 

¿Drogado yo?,  con tres  millones en el banco.


Ambos jugadores se conocían bastante, pues Benito había estado en Las Palmas durante el servicio militar y entonces acudía a entrenar al Insular bajo las órdenes de Molowny. Los jugadores amarillos, en algunas ocasiones le gastaron bromas en la caseta y llegó a jugar con la U.D. Las Palmas un amistoso ante el Canarias de Venezuela, sustituyendo a Tonono, el día de Navidad de 1968.  

Tres días mas tarde, Gilberto cumplió treinta años.






domingo, 16 de junio de 2019

La U.D.Las palmas NO inventó el Tiqui-Taca

©Javier Domínguez García. 2019
¿Qué caracterizaba el juego de la UD en los 60?
El fútbol canario de los años sesenta tenía como principal importancia la calidad técnica de muchos de su jugadores visto individualmente. En cuanto a conjunto, la característica principal era la utilización del sistema 4-2-4 que practicó Brasil en los mundiales que ganó, en  Suecia 1958 y Chile 1962, en los primeros años de la década, para evolucionar al 4-3-3 al final y principio de los setenta.
Podemos situar el punto de partida del gran equipo de la UDLP en los juveniles que preparaba Luis Molowny. Ya en 1961 la selección juvenil de Las Palmas contaba con un potente equipo que formaban muchos futbolistas que luego serían las principales figuras de la década: Tonono, Guedes, Germán, Correa, Molina, Vicente, Oscar, etc... Esa selección fue eliminada por la tinerfeña merced a una desdichada actuación  muy parcial de un árbitro tinerfeño que ocasionó un gran escándalo en el Insular.Pero sin duda la formaban los nuevos valores que venían surginedo como Guedes en el Porteño, Tonono y Vicente en el Arucas y Germán, Molina, Oscar etc en el juvenil A de la UDLP. Molowny y Velazquez los aglutinaron en un gran conjunto que llenaba el Insular.

Al año siguiente la selección de Las Palmas se proclama Campeón de España en Murcia al ganar a Castilla 5-3,una selección donde destacaba como líder Germán Dévora y aparecen nuevos valores como León, Castellano, Lolín, Martín,... Son los "diablillos amarillos".

 Los jugadores de estos dos  equipo serían  la base del que dos años después conseguía el tercer ascenso de la UDLP.
El sistema de juego era el 4-2-4 : Ulacia/Oregui en la puerta. Aparicio, Tonono, Jose Luis en la defensa. Torrent-Guedes en la medular . Y Gilberto, Evaristo( Correa), Erasto, Germán y León ( Vegazo). El catalán Torrent se incrustaba en la defensa y  el tinerfeño Evaristo formaba la medular con Guedes ( eran los medios volantes) quedando el resto como delanteros con Germán entre líneas y los demás en punta, para hacer el 4-2-4 clásico en aquellos tiempos. Erasto, el palmero, era un gran delantero centro, rompedor y cabeceador, y los extremos Gilberto y León eran muy rápidos. Este sistema era el que empezó practicando Rosendo Hernández en la temporada 62-63 (3º puesto) y continuó Dauder en la 63-64 con el ascenos a 1ª.
¿Había muchas diferencias con el fútbol de otras latitudes?
Tácticamente casi todos los equipos jugaban de la misma  forma, el 4-2-4 . La diferencia estaba en la superior calidad técnica de muchos de los jugadores canarios con algunos notables como Guedes, Tonono y Germán.
La UDLP jugaba con una buena contención defensiva con Tonono como valladar, y la chispa de sorprender al contra-ataque, donde la pierna izquierda de Guedes era maravillosa para lanzar a los delanteros Gilberto, León y Germán . El dominio y control del balón era una de las características técnicas individuales que servía para sorprender. El sistema era como se dice en Canarias "dejarlos jugar al pié" y sorprender.

¿Tenía algo que ver con los conceptos que más tarde desarrollaría el

Barcelona y la selección de Aragonés y Del Bosque?
No creo que la UDLP fuera la creadora del "tiqui-taca" como algunos han dicho por ahí. Para mi el "tiqui-taca" nace con Rinus Michel y el Ajax de Johan Cruyff en los primeros 70. Luego lo llevó a la naranja mecánica que lo practicó con gran efectividad en el mundial de Alemania 1974, para después perfeccionarlo Johan Cruyff y Guardiola en el Barça de los 90 y 2000. Del Bosque solamente lo aplicó a la selección donde tenía como base al Barça de Guardiola.
La UDLP no practicó nunca ese sistema. Cuando Molowny cogió al equipo en 1967 practicaba un 4-3-3 con: Ulacia/Oregui en la puerta; Aparicio o Martín II , defensas carrileros, Tonono, como líbero; Castellano de cerrojo y marcador;  y Jose Luis (cuatro defensas): Gilberto II, Germán y Guedes en el centro del campo, con gran dominio del balón por sus cualidades técnicas (tres centrocampistas); Gilberto, José Juán y León (tres delanteros), rápidos y siempre esperando el servicio de los tres centrocampistas para sorprender. 

No era un juego de todo el conjunto y de tener una posesión de mas del 70%, como la naranja mecánica o el Barça de Cruyff o Guardiola, o la selección de Del Bosque. La UDLP jugaba a contener y sorprender.
El sistema de juego canario se parecía mas al de Brasil en Mexico 70, con Carlos Alberto como carrilero, mas los  tres defensas, creo que era Piazza (Tonon0), Everaldo y otro ?¿; los tres centrocampista  eran Clodoaldo, Gerson y Pelé y los tres delanteros Jairzinho, Tostao y Rivelinho. Un claro 4-3-3 que impuso Mario Lobo Zagallo, con la novedad de un carrilero. Con este equipo, sí podemos hacer comparaciones en el juego: Clodoaldo como GilbertoII; Gerson como Guedes y Pelé como Germán. Y en la delantera muy parecidos los brasileños a los canariosJairzinho con León;Tostao con Jose Juan , con mas técnica y Rivelinho con Gilberto I, con potente disparo ambos, aunque el brasileño bajara a veces..
Creo mas lógico comparar de esta manera. La UDLP con Brasil 70. Además en esas fechas todavía no se conocía a Cruyff, ni a los holandeses tanto del Ajax o Fejenoord, como de su selección. Solo un poco a los alemanes de Beckenbauer deslumbraron en Mexico 70, pero tambien jugaban al 4-3-3.
La UDLP ni Molowny fueron inventores del "tiqui.Taca"
Si quieren ver la muestra mas evidente del "tiqui-taca" pueden buscar en el gol de Holanda en la final de 1974 ante Alemania en Munich. Sacan de centro y sin tocar el balón ningún jugador alemán, hacen penalty a Cruyff que marca Neeskens.
El primer balón que toca Alemania es para sacar de centro cuando ya perdían 1-0.
 Eso para mi es el "tiqui-taca".
VER EN YOUTUBE ESTE GOL DE HOLANDA:

domingo, 10 de febrero de 2019

Segundo Almeida:El habla Canaria en los partidos radiados

Goles Cantados: 

© JAVIER DOMINGUEZ GARCIA. 2006
Artículo dedicado a Segundo Almeida cuando se jubiló. Publicado en la Web "Diarios de Fútbol"DDF en 2006.

Segundo Almeida García, Locutor de radio, tiene el Record de retransmisiones de encuentros de fútbol de la U.D Las Palmas.


Reconozco que mi afición por el fútbol está muy influenciada por la radio. Mi primer acercamiento al mundo del deporte balompédico por la radio vino con un partido Sevilla- Las Palmas en el Sánchez Pizjuán en 1959. El equipo amarillo luchaba para no descender y se seguía al equipo con mucha atención en toda la isla. Una época en que la televisión ni existía y la radio era la única forma que tenía la afición canaria de seguir a la Unión Deportiva en la Liga. En aquella vieja radio de lámparas de la casa familiar pude escuchar cómo un locutor sevillano se obligaba cantar los tres goles, hoy decimos“hak trick”, que el palmero Macario le hizo a su equipo aquella lluviosa tarde de invierno en que los amarillos vencieron por 3-4 a los hispalenses en su feudo de Nervión. Aquel hombre, no se como se llamaba, pero usaba el pseudónimo de “Juan Tribuna”, con una redomada labia andaluza rememoraba lo que acontecía en el partido, pero su imaginación mejoraba cualquier imagen que pudiéramos ver hoy por la tele. Aquel día, yo ví por la radio. Me pude imaginar esos goles y sentí una fantástica emoción por mi equipo amarillo y azul.
Siempre he seguido el fútbol , y en particular el de la Unión Deportiva. En determinados períodos de mi vida no he acudido a presenciar los partidos en el campo, pero siempre los he seguido a través de los medios, primero por la radio y luego la televisión. Siempre la radio en primer lugar y si es televisado también con ella . En la sala con Tv, o en la oscuridad de la habitación; tumbado en la cama o sentado con la oreja pegada.
Aunque siempre me ha gustado oír un domingo a los “loritos” varios que gritan por los carruseles deportivos , el partido del equipo de mis emociones me gusta oírlo en la emisora donde habla mi locutor favorito. Con mi locutor favorito puedo dialogar, aunque solo sea en la imaginaria soledad de la composición o  el juego de nuestro equipo.
Todo esto lo cuento porque parte de mis grandes recuerdos con respecto al fútbol vienen unidos a una época en la que había varios partidos retransmitidos a la semana. La UD Las Palmas era uno de los principales equipos de la nación y durante unos años participó en las mas altas competiciones de Liga , Copa y en Europa , Ferias y Uefa, destacando por su brillante juego y por la valía de sus jugadores.
Escuchaba siendo un niño a Segundo Almeida en Radio Atlántico desde que comenzó sus programas dando crónicas de fútbol regional y lucha canaria. Cuando se jugaba en el Antonio Rojas del capitalino barrio de Las Rehoyas. Desde que Segundo Almeida radió su primer partido a la Unión Deportiva y hasta su jubilación , he escuchado sus retransmisiones.
Esas retransmisiones siempre las seguía anteriormente por otros que así lo hicieron antes . En mi memoria sonora de goles de la UD Las Palmas, tras los de Macario al Sevilla antes narrado, contabilizo en primer lugar el gol que marcó Niz en el Nou Camp cantado hasta enronquecer por Antonio Lemus y festejado en todos los rincones a donde llegaba la señal de la emisora; también recuerdo la retransmisón que desde el Heliodoro seguí a Pascual Calabuig en RNE de una UDLP exiliada ante el At de Madrid; y cuando la UDLP le marcó cuatro goles al Real Madrid en partido de Copa . De este partido todavía resuenan en los muros del Old Insular, como en mis oídos, los cantos de gol de Segundo Almeida en aquél memorable día en que Fernández, Félix, Pepe Juan y Juani batieron a Miguel Angel. El cuarto gol que marcó el "chileno" , aún juvenil, tras varios recortes a Pirri hizo enronquecer a Segundo.
Seguir el fútbol por la radio era una manera diferente de entender el fútbol, donde primaba la imaginación. En su puesto de locutor, conseguía que imaginase qué estaba sucediendo en el partido, que animase igual que si estuviera en el campo, y que estuviese más nervioso que si lo estuviese viendo por la tele. ¡Qué bárbaro ché…! diría un argentino....
Muchos saltos de alegría  pegué al escuchar ese gooooooooooool prolongado en la radio, junto al rugir del estadio con la celebración del tanto que marcaban los amarillos al Madrid , al Barcelona, al Sevilla, al Tenerife , a……tantos equipos, y la dulce, melodiosa y potente voz, con fuerte acento canario, sin "ces" ni "zetas" de Segundo quedaron grabadas en mi memoria.
Son recuerdos imborrables, y ¡sin tele de por medio! . Gooool ¡ ¡Gooool! De Las Palmaaaas…. cantaba Segundo.

NOTAS BIOGRAFICAS:

SEGUNDO ALMEIDA GARCÍA.
Nació en la Villa de Moya (Gran Canaria) el 17 de octubre de 1933.
Estudio bachillerato en el Colegio La Salle de Arucas.
En el verano de 1953 el Frente de Juventudes creó el Grupo Escuela de Arte Radiofónico "GEAR" en el local de la OJE del barrio de Schamann, frente a la plaza de Don Benito. Se hizo pública la primera convocatoria provincial para cursar estudios de radiofonismo. El curso iba dirigido a jóvenes aspirantes a locutor o locutora, técnico de sincronización y montaje musical, y guionista. En sus clases nocturnas de lunes, miércoles y viernes, el alumnado aprendía los principios generales de la radiodifusión, las funciones básicas de cada una de las especialidades e, incluso, algo de cultura general. Quienes se destacaban durante la formación tenían la posibilidad de completar su formación con pequeñas colaboraciones en Radio Las Palmas y, posteriormente, en Radio Atlántico. 
Es en el GEAR donde Segundo Almeida adquiere sus primeros conocimientos de locución radifónica. Tras pasar una  pruebas, ingresa como colaborador en Radio Atlantico. Segundo Almeida hace su primer trabajo en la emisora sindical  como colaborador del cuadro de actores a principios de la década de los sesenta de la mano de Bernardo de la Torre Barceló, sobrino del insigne autor canario Claudio de la Torre, en un momento en que triunfaban las adaptaciones de obras de la literatura española y universal .
"Radio Atlántico, en un esfuerzo de su cuadro de actores, ha montado la grabación de un "Tenorio", radiofónico que se ofrecerá a los oyentes el próximo viernes, en sección de noche. En esta versión, radiofónica del "Don Juan" de Zorrilla, intervendrán en los principales papeles: Bernardo de La Torre, Alicia Rosa Hernández, Pepita Chiribella, Segundo Almeida, Paca Teresa González y Cristóbal Campo." (DLP 30.10.1968)
Mención destacada merece la sección de deportes de Radio Atlántico. Su primer responsable fue Pascual Calabuig Porcal, llegado de Radio Las Palmas en 1957. Calabuig trajo su particular voz, su estilo natural y amable, y su característica frase para terminar las crónicas: «¡Pues no faltaba más!». A partir de 1958 se incluyó un programa diario de cinco minutos en horas del mediodía: El momento deportivo.  Mas tarde distintos espacios deportivos, a cargo de Pascual Calabuig: Minutos deportivos  Revista de los deportes Actualidad deportiva que también se nutría con el espacio nacional Tablero deportivo de Radio Nacional de España. 
En sus primeros años, Segundo como locutor estuvo realizando las mas diversas tareas como las de leer partes, anuncios, notificar esquelas, y todo lo que fuera necesario en la emisión hablada. Ya comenzaba a conocerse por distintos lugares de la isla y fuera de ella, la voz dulce, melodiosa, modulada y potente que el joven locutor poseía.
A lo largo de la década de los sesenta el capítulo deportivo se incrementó considerablemente con la incorporación de un noticiario deportivo vespertino, que se emitía de lunes a viernes. A partir del viernes el protagonismo del deporte siguió su curso ascendente con la llegada de un espacio dedicado al fútbol regional y  la lucha canaria que presentaba Segundo Almeida.
Pascual Calabuig dejó la emisora para trabajar a tiempo completo en Televisión Española en Canarias, y su colaborador más veterano, Segundo Almeida García, lo sustituyó como jefe de deportes. La sección deportiva fue creciendo a medida que ganaba espacios en la programación. También trabajaron en ella Juan Almeida García, hermano de Segundo, y Bernardo Hernández. Era el año de 1965. También fue importante colaborador del periódico "Diario de Las Palmas" (DLP) donde realizaba crónicas de Lucha Canaria e interesantes entrevistas a directivos o protagonistas de la lucha, fútbol u otros deportes como el boxeo.
El 8 de enero de 1968 quedaba inscrito en el Libro Oficial de Profesionales de Radio y TV  que había creado el Ministerio de Información y Turismo, que tenía a Manuel Fraga Iribarne como Ministro. En aquel entonces era el equivalente al titulo de Periodista actual, pues  unos años mas tarde fue creada la Escuela Oficial de Periodismo y la primera facultad Universitaria no llegó gasta 1975.
"Segundo Almeida, cuyas actividades en la critica deportiva son bien conocidas, lleva más de cinco años como locutor de Radio Atlántico. En sus colaboraciones deportivas, tanto en la Prensa como en la Radio, ha dado siempre pruebas de su valía, competencia y vocación. Es de destacar especialmente su gran labor en favor del fútbol regional, al que ha seguido muy de cerca, y la lucha canaria, que tiene en él a uno de sus mejores valedores, con perfecto conocimiento del deporte vernáculo, a cuya difusión tanto contribuye con la pluma o con su voz ante el micrófono".(La Provincia.20.01.1968)
 Segundo Almeida comienza a retransmitir los partidos de la U.D. Las Palmas en Radio Atlántico, el 4 de febrero de 1968 desde el campo de la Creu Alta de Sabadell.Era su  primer partido radiado  desde la Península. En esa misma temporada, el 20.03.1968 la UD Las Palmas gana en San Mamés al Ath. Bilbao con gol de Gilberto I en partido televisado en directo para toda  la Península y Baleares por TVE1 y es también  radiado por Segundo Almeida.

Hizo su primera retransmisión en el Estadio Insular fue el 14.12.1969 en un partido contra el Barcelona que ganaron los amarillos con solitario gol de José Juán.
"Dignísimo de los mayores elogios, porque ha llegado a lo más íntimo de los corazones de esta afición majorera, que con tanto interés y gran júbilo despierta cuando de los suyos se trata, sean de la categoría que sea. Por ello no podemos menos que enviarle a través de estas páginas de nuestro periódico nuestra más cordial felicitación, a la vez que le testimoniamos nuestro mayor agradecimiento por tan singular gentileza al entrañable y competitísimo locutor Segundo Almeida, a cuyo cargo corrió la narración de este doble servicio”. Juan NAVARRO MACHIN.Fuerteventura. El Eco de Canarias.27 de Junio 1972
En los primeros años de la década de los setenta se convierte en el locutor que retransmite los partidos de loas amaerillos, tanto dentro como fuera de casa. En esos años también hacía retransmisiones Antonio Lemus. Su voz es conocida en todo el Archipiélago y el Africa occidentalk española, haciéndose muy popular entre los radioescuchas. En junio de 1970 hace el Pregón de las Fiestas de San Antonio en Moya y por la labor realizada en pro del fútbol regional le conceden la  placa de plata  con motivo de la conmemoración dé las Bodas de Plata del C.D. Firgas.
En 1971 es nombrado corresponsal del Diario Dicen, de Barcelona. Alcanzó gran popularidad su  habitual programa dominical "La actualidad deportiva", que comenzaba a las diez de la noche. Muchas veces tuvo que salir corriendo, con los aparatos por la calle Pio XII para llegar a la emisora tras la finalización de algún partido , con el tiempo justo.
En el año 1972, Segundo Almeida por Radio Atlantico retransmite el Campeonato de España juvenil donde la UD Las Palmas frente al Real Madrid se proclama Campeón en el Estadio Bernabéu. Fue el locutor que narró  todos los partidos que el juvenil amarillos realizó en esa competición. También hizo la retransmisión de la participación canaria en la Copa de la UEFA, desde en Turín, Bratislava y Enschede.

"Desde el Estadio Benito Víllamarín, de Sevilla las incidencias del encuentro llegarán a los radioyentes canarios a través de la voz de su locutor deportivo enviado especial Segundo Almeida. Por otro lado, diremos que Radio Atlántico —haciendo un gran esfuerzo, en un valioso despliegue informativo—, también retransmitirá el próximo miércoles, día 13, el partido que la Unión Deportiva Las Palmas jugará contra el Torino, en la ciudad italiana de Turín, que comenzará a las 7, hora canaria. Llegará asimismo en la voz de Segundo Almeida desde el Estadio «Communale»". (Antonio Ayala. El Eco de Canarias. Septiembre 1972)

A primeros de septiembre de 1974, nacía su mas famoso programa "Todo Deporte", que comenzó con media hora de información deportiva de lunes a viernes a las dos de la tarde, con treinta minutos de duración y conexiones con todos los pueblos del interior e islas menores —además de una especial desde Madrid.Era una importante conquista de la radiodifusión canaria tener un programa de radio ambicioso, muy completo, que venía a llenar un tremendo hueco en la información deportiva.

"Todo Deporte" es un programa de radio ambicioso, muy completo, que ha venido a llenar un tremendo hueco en la radiodifusión canaria, simpre dada al fugaz comentario, a la simple opinión, que poco o nada decían al oyente al no ir acompañado de una información fehaciente del tema comentado. Era una necesidad que se estaba haciendo notar y que ahora ha tenido el hueco necesario en Radio Atlántico llevado de la mano de ese inquieto profesional de la información deportiva que es Segundo Almeida."
(López Galan.El Eco de Canarias. Septiembre 1974)

A la muerte de Franco, las tres cadenas de emisoras del Movimiento (REM, CES y CAR) se fusionaron en un organismo de nueva creación, Radio Cadena Española (RCE), que durante algunos años funcionó como una segunda marca de Radio Nacional de España. Concebida como vehículo propagandístico de la organización sindical franquista, con la llegada de la democracia, la emisora que creara José García Díaz pasó a integrarse en RCE, aunque mantendría durante tres años su denominación original con el añadido «de Radio Cadena Española», apelativo que se convirtió en su único nombre a partir de 1981. Segundo continuó con su programa y sus retransmisiones con la nueva cabecera.
Algunos años después, en 1989, las emisoras de RCE fueron absorbidas por Radio Nacional: para Radio Atlántico fue el punto final a 35 años de labor radiofónica.Segundo Almeida entonces fue fichado por Radio Canarias -Antena 3, emisora del grupo Prensa Canaria, tiempo en que colaboraba en el programa nacional de Jose Maria Garcia.continuando con su información tanto en el Estadio Insular como en las retransmisiones.
«Todo Deporte», el popularísimo programa que dirige Segundo Almeida en Radio Canarias-Antena 3, con tan importante audiencia, vuelve hoy a estar con sus oyentes, una temporada más, entrando en sus dieciséis años, contando la época anterior en que era emitido en Radio Atlántico (luego, Radio Cadena Española). A partir de ahora, el programa de Segundo Almeida tendrá una mayor duración, desde las 14,00 a las 15,30 horas y, como todos los años, introduce novedades que ahora, con más tiempo, le permitirá aumentar una superior atención a todos los deportes. Como todas las temporadas, Segundo Almeida retransmitirá para sus oyentes los encuentros de la Unión LA PROVINCIA (LP 01.09.1989)
Pepe Gonzalez se incorpora como colaborador el 1 de septiembre de 1990. Nacido en Santa Cruz de Tenerife hacía 38 años, Pepe González se inició en su isla natal en el periodismo deportivo. Pepe González ha sido enviado especial siguiendo los encuentros de la Unión Deportiva Las Palmas, uniendo a sus dotes de narrador la de comentarista y documentalista, razón por la cual su incorporación a Radio Canarias Antena-3 constituye un importante refuerzo para la sección deportiva, en la que se encuentran Segundo Almeida, como redactor jefe, y Agustín Padrón.

En 1990 deja Radio Canarias-Antena3 y funda su propia emisora “Onda Isleña” donde continuaría hasta su jubilación en 2003.
Mas de 1300 partidos retransmitidos en directo a la U.D. Las Palmas por todos los campos de España. 


martes, 29 de agosto de 2017

El Riqui - Raca: Su origen está en los gritos de ánimo de los ingleses antes de los partidos de “foot-ball”



El Puerto de La Luz a principios del S.XX

Sin lugar a dudas 1890 representa un cambio sustancial de las estructuras socio-económicas canarias. A partir de esta fecha la capital de Gran Canaria experimentará un crecimiento acelerado,  pues de casi 20.000 habitantes  pasará, en apenas diez años, a los 45.000. El censo de 1910 indica que el número de residentes británicos en Las Palmas había ascendido a 437, frente a los 79 que se registran en la Villa de La Orotava.
Los enclaves portuarios del Archipiélago se transformaron más aún en centros de escala para las flotas mercantes europeas que surcaban el Atlántico Norte y Sur, en particular de cara al avituallamiento de los buques británicos que cubrían las rutas con Africa del Sur, Río de la Plata y la  India Mail  cubierta por vapores correo con la India.
La construcción de La Luz entre 1883-1884 corrió por cuenta del Estado a través de la empresa Swanston and Company, con sede en Londres. Las primeras concesiones de depósitos de carbón en La Luz fueron en 1885 para la firma escocesa canarizada Miller e Hijos, para Blandy Brohers y para la Grand Canary Coaling Company, sucursal de la Elder Dempster de Alfred Lewis Jones. Antes de 1914 vendrían otras casas carboneras del Reino Unido, como Wilson Sons, Cory Brothers y la Compañía Carbonera de Las Palmas, además de la citada Woerman
El gran número de negocios y negociantes británicos de la capital grancanaria explica que la colonia británica fuera numerosa. El inglés y lo inglés estaban presentes en muchos detalles de la vida diaria de los canarios de aquella época: las numerosas empresas británicas como consignatarias, varaderos, astilleros, almacenes, bancos, hoteles,  etc.
  Gran Canaria  se inicia como estación veraniega de los turistas británicos con los  viajeros que hacían con frecuencia la ruta de la India Mail. A partir de 1890 comienzan a actuar compañías en el sector como la Grand Canary Island Company Limited, que dirigida por Alfred L. Jones dispuso de una cadena de cuatro hoteles en Las Palmas, entre ellos, el primitivo Santa Catalina y el Metropole.  Al aumento del movimiento migratorio, y a la creciente moda del viaje, se sumaría la propaganda que la propia colonia británica residente en Canarias hacía entre sus compatriotas, fomentando el turismo en las islas. Así, Mr. Alfred L. Jones consiguió que las navieras rebajasen sus tarifas y facilitasen billetes de ida y vuelta desde Liverpool a precios módicos de 15 a 25 libras, en un intento por acaparar un mayor número de visitantes en Gran Canaria. Con estas facilidades se produjo un verdadero contingente de turistas que a partir de 1887 empezaría a adquirir cierta significación económica.
El deporte fue una actividad que se popularizó en Gran Canaria gracias a los ingleses, que fundaron toda una serie de clubes deportivos. De esta manera podían practicar sus aficiones favoritas, y aliviar el tedio y la monotonía de la vida en las islas. De hecho, la capital grancanaria  podía estar orgullosa de ser «el único puerto donde los visitantes podían encontrar clubes de golf, cricket, lawn tennis y football, sin mencionar croquet y póker»


  
La afluencia cosmopolita del turismo, unida a la natural disposición, contribuyó efizcamente a que se implantaran los deportes mas diversos como el golf, yacht, lawn-tennis, football, automovilismo y otros sports. En Las Palmas surgió el primer club de golf de España y en esta ciudad hubo barrios residenciales con los clásicos chalés ajardinados de tipo inglés, por no hablar de las iglesias anglicanas, los salones de té o los colegios.

“Los maestros en el sport puede decirse que son los ingleses. Ellos desde sus islas dieron a Europa las luchas hípicas del turf, las náuticas del yachting y casi el ciclismo. Sus juegos de crocket, lawn tennis, football, polo, base ball y demas diversiones exóticas tienden a introducirse entre nosotros y no parece que los hijos de Albión tras el arte de hacer dinero y administrarlo, tratan de enseñar al mundo con estos juegos las maneras de gastarlos”. El Progreso.1899.

A principios del siglo XX, el «juego de la pelota» o sea el “foot-ball” era el que más practicaban los ingleses residentes, en los arenales y descampados, de los que una ciudad como Las Palmas disponía en sus proximidades. Tanto es así, que las apasionadas partidas en sábados y días festivos atraían a practicantes y seguidores en gran número y a los que empezaban a asistir los canarios como espectadores.


Los juegos de sport van despertando en Las Palmas aficiones y entusiasmos, sobre todo entre la gente joven, dignos de la mayor atención y de la protección de todos, porque ellos á más de distraer y solazar a una población como esta que se muere de aburrimiento los días festivos, es una gallarda manifestación de la cultura y del vigor físico y moral de un pueblo.”


Una nueva sociedad sportiva acaba de fundarse en esta capital.Lleva el nombre de Asociación Club de Football de Las Palmas (DLP  11.05.1908).Foto Pepe Rivero.La Provincia-DLP.2009.


En pocos años el “juego de la pelota” se va arraigando en la población insular, principalmente por las rutinarias partidas de football que celebraban los sábados los  empleados ingleses, y pronto junto a ellos aparecen  los primeros canarios  que les imitaban en lo de dar patadas a una pelota. Ingleses y canarios llegaron a relacionarse en la práctica de algunos deportes, entremezclándose sin importar las nacionalidades, tal y como evidencia la prensa local, sobre todo en Las Palmas, donde a partir de 1900 parecía como si se hubiesen despertado los entusiasmos por toda clase de deportes.

“hoy rivalizan las diferentes colonias con los hijos del país en un noble estímulo que es poderoso acicate para una propagación intensiva.”

“El sábado último tuvo lugar en el puerto de La Luz un Football Match juego á que tanta afición muestran los ingleses. El juego, que presenciaron más de 600 personas, tuvo lugar entre muchos de los ingleses aquí residentes y los oficiales y marineros del crucero inglés Isis, de estación en estas aguas. En este sport, que por cierto es muy agradable,y presenciaron muchas familias españolas, se distinguieron mucho Mr. Lakeraan y Mr. Mac Clellans pertenecientes al crucero Isis, asi como Mr. Wilson, Mr. Bombioffe, Mr. Bruse, Mr. Phielps y Mr. Vines, de la colonia inglesa que aquí reside. Los partidos contendientes resultaron iguales haciendo tres goals cada uno. “ (DLP  28-10-1902)
El inglés que entendían los canarios

Aunque sólo una pequeña parte de la población isleña pudiera expresarse correctamente en inglés y lo mismo sucediera con los ingleses respecto al castellano, podemos decir que una gran mayoría llegó a familiarizarse con los sonidos, palabras y expresiones básicas de la otra lengua. El isleño empezó a chapurrear el inglés desde niño, cuando se dirigía al "choni" a pedirle "peni, peni", o llamaba al cuchillo canario “naife” 
. Y es que Cuando se produce una convivencia de lenguas dentro de una misma sociedad, aunque los hablantes sean monolingües, sucede que a través de conversaciones oídas por la calle, anuncios o publicaciones, o asistencias a determinados actos sociales (como una fiesta familiar, un entierro, etc.) «el habitante menos versado en la otra lengua se familiariza con ella, y adquiere un conocimiento pasivo de algunas de sus expresiones”. (BADÍA, A.M. 1977. «Lenguas en contacto», en Comunicación y lenguaje. Madrid: Karpos.)

Esto ocurrió sin duda en la capital grancanaria, invadida no sólo por anglohablantes sino por letreros y anuncios en inglés en calles y prensa, donde muchos de los anuncios estaban en lengua inglesa.Alonso Quesada en los "Ingleses de la colonia" : 
"...El gerente ha salido para toda la tarde
a jugar la partida de foot-ball porque es sábado
los demás. como menos, seguimos la tarea
el eterno pan nuestro, de tan eterno amargo !
También en obras como Smoking-room, Las Inquietudes del hall o Banana Warehouse, dejó algunos testimonios literarios muy valiosos sobre las costumbres anglosajonas que singularizaron el primer tercio del siglo XX.  
«Esta ciudad es una pequeña ciudad española... A pesar de sus letreros en inglés. A pesar de sus indios. A pesar de su carbón británico y sus maderas noruegas». 
Otro poeta canario, Tomás Morales, en Las rosas de Hércules, incluyó un poema a la calle de Triana, describiéndola como la calle del Comercio «donde corre sin tasa la esterlina, y es el English spoken, de rigor», presentándonos la imagen del «sol del archipiélago dorando los rótulos en lenguas extranjeras», y señalando que «todo aquí es extranjero.../ extranjero es el tráfico en la vía/ la flota, los talleres y la banca / y la miss...»

El “pitinglis”

Todas las novedades que surgen en las distintas áreas de influencia inglesa, tanto técnicas como sociales, deportivas, culturales e incluso alimenticias, se plasman en nuevas palabras que se van incorporando al habla de los canarios, y al lenguaje usado por la prensa local entre los años  finales del novecientos y principio del S.XX. 
Así, con los nuevos deportes se introducirían muchos términos como player, corner, penalty, free kick, shoot, offside, score, team, goal, goalkeeper, match, referee, sport, sportivo, baseball, golf, golfer, yatch, etc. Muchas de estas palabras se adoptaron temporalmente, y fueron sustituidas con el tiempo por sus equivalentes castellanos, o bien se integraron con las consiguientes adaptaciones fonológicas y ortográficas, como es el caso de fútbol, futbolista, béisbol, gol, tenis, chute, yate, friskqui, etc.
El canario decía choni (de 'Johnny'); guachimán (de 'watchman'); monis (de 'money'); paipa (de 'pipe'); queque (de cake), refré (de 'referee'); tique, (de ticket);  Sanapul (de ‘sun at pole’) o guanijay (de ‘one John Haig’). Otras voces, parecen haberse introducido por vía escrita, como changue (de 'change'); o en las papas como  quinegüa (de King Edward), o “autodate”( de out of date) que surge de una lectura de  los rótulos en  los sacos de embalaje. En el campo de las comidas y bebidas, encontramos  términos como  bistec ( de beefsteack), rosbif (de roastbeef),  cocktail, picnic, sandwich, tea, puding, whisky, o lunch, un término que adquirió el significado de «pequeño refrigerio».
Por otro lado, entre los operarios y gente que trabaja en el puerto se desarrolla un lenguaje práctico para facilitar las operaciones de intercambio que a tal efecto se llevaban en el recinto portuario.
 Este lenguaje formado por las palabras inglesas que onomatopéyicamente entendía el isleño es lo que popularmente conocemos por “pitinglis” muy practicado por los trabajadores portuarios y especialmente por el cambuyón”.

Gritos de ánimos ingleses
Algunas costumbres de los ingleses como cánticos de ánimo, himnos o canciones ,gritos de apoyo  se daban en las primeras confrontaciones deportivas y en especial las futbolísticas. Se utilizaban como elemento de motivación, como activación de la presión justo antes del comienzo de un partido. En muchas crónicas se puede leer “Tras los ‘hurras’ de rigor, el “referee”dió la orden de comienzo del “match”.
En Canarias desde los primeros “matchs” en que los jóvenes ingleses disputaban sus desafíos deportivos se producen gritos de ánimo al inicio de los partidos donde los participantes juntos  y  abrazados gritaban : 
Reach in rank, 
Shine on back , shine on back 
¡hurrah, hurrah, hurrah!

que onomatopéyicamente  los canarios entendían como : 
“ Riqui raca 
Sin bon baca, sin bon bá
¡ hurrá, hurrá, hurrá !

Lo que los deportistas animaban y gritaban era algo así como :

Reach in rank :  Alcancemos el honor.
Shine on back : Brillando las espaldas
shine on back
¡ hurrá, hurrá, hurrá !

Es decir deseaban alcanzar el rango , el triunfo, el honor, con el brillo en la espalda  o sea con el “sudor” del esfuerzo, y lo certificaban con el conocido ¡Hurrah, hurrah, hurrah! , tan británico en las conmemoraciones del imperio en todo lugar donde hubiera una colonia de súbditos de su majestad.

Asimilado por practicantes y aficionados insulares
Este grito de ánimo fue asumido por las multitudes futbolísticas canarias. Según cuenta Eliseo Ojeda
, fundador del Marino CF, fue traído a principio de los años veinte por D. José Rodríguez Sánchez, seguidor marinista, quien al retornar de una larga estancia en Cuba notaba que a su equipo favorito le faltaba un estímulo en sus actuaciones, como se estilaba allá en las américas. Así ensayó con los jugadores marinistas este grito :
“RIQUI-RACA
ZUMBA VACA
¡RA, RA ,RA!
¡MARINO, MARINO!
AAAAH ! “

Después lo propagó entre los seguidores del equipo azul hasta que un buen día , con ocasión de un partido, lo puso en práctica. Tal fue el éxito entre los aficionados, que desde entonces no ha dejado de ser repetido. Primero por los marinistas, luego los victoristas y después los seguidores de cualquier club de las islas. Este grito fué de tal forma asimilado por la afición isleña que lo hizo como el primer canto de apoyo a sus equipos, trasladándose asimismo a cualquier manifestación de alegría del pueblo canario. La letra original varió ligeramente con el transcurso de los años en ambas provincias canarias. 
Evolución hasta los tiempos actuales
Hubo seguidores destacados que con sus gritos de ánimo llevaban a los aficionados de uno u otro club a entonar cánticos y gritos de ánimo desde la grada. En los años treinta destacó Manuel Alonso, seguidor del Marino. Era natural de Agaete y llegó a apostar una “guagua” de su propiedad por su equipo favorito. El grito de ¡Serenidad Marino!  era su divisa.También en esa misma época, el Victoria tenía a un destacado seguidor llamado Enrique al que apodaban “el negro” que desde la grada del “morro” animaba a los carboneros con sus gritos de ¡Animo Victoria! 
El grito de ¡Arriba d’ellos! lo popularizaron unas seguidoras del Club Arenas de las Alcaravaneras en unos partidos de promoción en los años cuarenta. Luego este grito fue asumido por la afición de la U.D.Las Palmas en los partidos de ascenso a Segunda y Primera División.
En los años sesenta el seguidor amarillo Manolo "el pipi", con su cornetín de campaña hizo sonar los ecos del ancestral cántico en el Estadio Insular. Y en los ochenta fue Fernando” el bandera” quien continuó con la tradición desde la grada de naciente del viejo Estadio Insular.
El Riqui-Raca que nosotros hemos cantado tiene una letra mas o menos así:
RIQUI-RACA
SIN-BOM- VACA
SIN-BOM-BAAH!
¡URRÁ, URRÁ, URRÁ!
¡LAS PALMAS, LAS PALMAS!!
¡AAAAH ! (también ¡Y NADIE MAS!)
TRIQUI-TRIQUI-TRI!! (BIS)
Y NADIE MAS!

La versión tinerfeña
El popular grito de ánimo con las confrontaciones interinsulares llegó a la isla de Tenerife donde también fue acogido y practicado por los grupos de aficionados de los distintos clubes.En los años cuarenta del S.XX, entre la afición “chicharrera” destacaba Paco Zuppo, un entusiasta animador que  dirigiendo a la afición desde el centro del campo, antes del comienzo del encuentro, hacía cantar el “riqui-raca” a los seguidores. Se hizo famoso y como “director” actuó en el Estadio Insular desplazado desde Santa Cruz para dirigir los “Riqui Racas” y animar al cuadro amarillo en encuentros de trascendental importancia a principio de los años cincuenta y sesenta Podemos considerar a Zuppo como el principal propagandista del cántico de ánimo y con la Peña Rambla de coro hacía sonar el grito de guerra en el estadio Heliodoro Rodríguez López. La versión tinerfeña es :

“Riqui raca
 zumbarraca sim bon ba, 
riá riá riá, 
Tenerife, Tenerife
 y nadie más”


Hoy nadie entona el popular riqui-raca, del que todavía no he olvidado  su onomatopéyica letra, y que contribuyera a tantas tardes de gloria vividas en el fútbol canario. La diferencia  estriba en el comportamiento de un graderío, que ha olvidado este popular grito de ánimo y ha asumido otros cánticos recientes como “a por ellos” o el diálogo entre graderíos con el “hola donpepito-hola donjosé” puesto de moda en el Heliodoro en los años noventa con el Deportivo Tenerife en la Primera División. 
Desde aquí animamos a la afición canaria a retomar el ancestral cántico pues representa un valor mas en la identidad cultural del Archipiélago.

Información adquirida en : 
FEDAC (Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria).
JABLE. Archivo Digital de Prensa Canaria.ULPGC.
Archivo Histórico Provincial de Las Palmas.
Museo Canario.
British Club